¿Es la grasa tu mayor fuente de energía?

Tu cuerpo necesita energía para funcionar, incluso cuando estás quieto. Pero cuando empiezas a ejercitarte la demanda de energía se incrementa, y rápido.

🤓 Tu cuerpo necesita oxígeno para utilizar la grasa como energía, por esto es que la grasa se convierte en nuestra mayor fuente de energía mientras nuestro ritmo cardíaco es bajo. (Entrenamiento de baja intensidad)

🤓 Cuando hacemos un ejercicio más exigente nuestro ritmo cardíaco aumenta ya que necesitamos más oxígeno en nuestra sangre que vaya a nuestros músculos y órganos. Cuando subimos la actividad física de nivel, necesitamos energía más rápido, este es el momento cuando tu cuerpo empieza a usar más carbohidratos almacenados en tu cuerpo como combustible (Entrenamiento intenso)


💪 Baja intensidad: Usas el 50-60% de grasa como combustible cuando tu ritmo cardiaco es del 50% de tus máximas pulsaciones.


Aunque con un entrenamiento de baja intensidad quemes menos calorías, un porcentaje más alto de ellas provienen de la oxidación de las grasas, si bien en cuanto terminamos la sesión el cuerpo para su "quema de grasas", ya que no necesita una recuperación tan exigente como el intenso.

La parte positiva es que se puede realizar con más frecuencia, ya que no es tan "agresivo".

Es un tipo de ejercicio ideal para todos los públicos: tanto para principiantes como para personas que ya llevan tiempo entrenando. Si estás comenzando con el ejercicio, las sesiones de baja intensidad pueden ayudarte a crear una buena base aeróbica



💪 Entrenamiento Intenso: Usas más del 80% de carbohidratos cuando haces ejercicio de alta intensidad, cerca del 80% de tus máximas pulsaciones y por lo tanto solo 20% de grasas como combustible


Con un entrenamiento intenso podemos conseguir los mismos beneficios de un entrenamiento moderado de 45 minutos en tan solo 60 segundos, así que no hay excusas que valgan. La ciencia lo corrobora: es la conclusión a la que ha llegado un grupo de científicos del ejercicio de la Universidad de McMaster (Canadá) tras realizar un estudio durante 10 años.

Otro grupo de investigadores de la misma Universidad también llegó a la conclusión de que los beneficios para los músculos y el cuerpo, como quemar grasa y mejorar la presión arterial, son iguales a los de un entrenamiento más largo.


💪 Baja intensidad profesional: Puedes combinar el levantamiento de peso con bajo cardio intenso y no dañar tu tiempo de recuperación. Puedes hacer un entrenamiento de baja intensidad en tus días de descanso o el mismo día que tu levantamiento de peso y aún así obtener ganancias. La baja intensidad siempre debe ser de 20 minutos o más


💪 Entrenamiento Intenso Profesional: Es un método de quema de calorías súper eficiente. Te ayuda a bajar la presión arterial y el pulso de descanso. Este entrenamiento requiere un tiempo de recuperación más largo.


🔝 No existe un método mejor o peor que otro, solo son diferentes. #RétateAhora y encuentra el entrenamiento adecuado para ti. 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados