Fajas para Hacer Ejercicio

Aunque depende de la rutina que desarrolles, es importante que conozcas las bondades de utilizar una faja para entrenar, esta se convertirá en una herramienta bastante útil para complementar tu plan de entrenamiento. 

La faja para hacer ejercicio te puede ayudar a potenciar tu trabajo en el gimnasio y proteger zonas claves de tu cuerpo. Otorga el soporte correcto para tu espalda y puedes mantener el abdomen comprimido. Por ello, la faja es muy importante para evitar lesiones y poder ejecutar las rutinas físicas con mayor seguridad. 


¿Es bueno utilizar faja para entrenar?

Sí, es bueno utilizar una faja para entrenar, sin embargo, todo va a depender de cuál faja elijas y de los ejercicios que vayas a ejecutar con ella.


¿Utilizar faja me hace perder grasa?

La utilización de la faja no va a hacer que pierdas más grasa, solo hará que sudes más de lo normal. Hay que tener en cuenta que en el sudor no hay grasa, únicamente vas a eliminar toxinas.


¿Sudar más me hará quemar más grasa?

La realidad es que el sudor es un mecanismo de nuestro cuerpo para enfriar el organismo manteniéndolo estable. Por ello, al colocar una faja que impide el paso de aire, se limita el enfriamiento, haciendo que nuestro organismo comience a generar sudor para enfriar la zona con mayor eficiencia. Lo que causa la faja en realidad es una pérdida de líquidos, dependiendo de la actividad y el calor del lugar en el que se realice el entrenamiento.


¿Cómo saber mi talla de faja para entrenar?

La talla de tu faja es la misma que la talla que usas en tus camisas y camisetas habituales.


Mitos sobre las fajas para hacer ejercicios

Existen muchos mitos alrededor del uso de una faja. Y para aclararlos hay que tener muy en cuenta lo siguiente:

  • Una faja no adelgaza. Adelgazar es una combinación de buenos hábitos como seguir un plan de alimentación bajo en calorías, hacer ejercicio con pesas combinado con cardio, paciencia y mucha disciplina para cumplir con los dos requisitos anteriores.
  • Una faja no quema grasa. Pensar que entre más sudas, más grasa quemas es un error.
  • Una faja no afloja tus músculos. Al utilizar la faja lo que estamos haciendo es moldeando el cuerpo, dando soporte y protegiendo la zona lumbar.

El objetivo de la faja es mantener una postura correcta cuando entrenas y sostener tu abdomen cuando haces ejercicios que requieran este soporte. A continuación vas a conocer todas las características, beneficios y particularidades de las fajas para entrenar.


Beneficios de usar faja para entrenar 

 

De manera general, la faja para ejercicio resguarda las zonas claves de tu cuerpo al momento de realizar los movimientos. Además, contribuye a otros aspectos como:

  • Proteger el área lumbar y la parte baja de la espalda.
  • Promover una postura correcta al levantar peso, teniendo menos impacto en la columna.
  • Proporcionar mayor seguridad al entrenar mientras te recuperas de alguna lesión o cirugía.

Luego de que hayas elegido la faja que utilizarás en tus entrenamientos, es esencial que complementes el ejercicio con otros factores importantes si quieres bajar de peso, una dieta balanceada y un descanso adecuado serán esenciales en tu rutina.

Aunque fortalezcas tu cuerpo, con el paso del tiempo, es recomendable seguir usando la faja para los levantamientos de pesas. Es lógico que aumentes las cargas progresivamente, así que siempre será óptimo cuidar la espalda.


Consejos para utilizar la faja en el entrenamiento 

Es primordial que tengas en cuenta las actividades que vas a realizar para saber qué tipo de faja es la que más se adapta a ti y a tu estilo de vida. Las fajas para ejercicio están especializadas para la zona abdominal y existen aquellas completas que le dan soporte extra a tu espalda.

  1. Conoce los materiales. Te recomendamos que sean transpirables para mantenerte fresca y libre de humedad. 
  2. La talla de tu faja es muy importante. Utiliza una talla con la que te sientas cómoda, el usar una faja muy apretada no quiere decir que los resultados se verán más rápido, lo único que lograrás es un entrenamiento incómodo.
  3. La faja de doble ajuste hace que tu rutina sea más cómoda ya que puedes tener el control de cuán ajustado quieres tener el abdomen.

En conclusión, el uso de la faja al momento de hacer ejercicio trae bastantes beneficios, por lo que disminuye el riesgo de sufrir una lesión a la hora de levantar mucho peso o de padecer una contractura muscular a causa de una mala postura. No es simplemente por el deseo de moldear el cuerpo, sudar o “quemar” más grasa, la faja te ayuda a sudar más con el fin de eliminar toxinas y líquidos retenidos en el cuerpo.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


Noticias Destacadas

Ver todo
Sportfitness Barranquilla
Mini Gym Ball