Mito de las Mujeres y las Pesas

Existe un mito generalizado que dice que las mujeres tienen que levantar poco peso para entrenar. El riesgo de ejercitarse al lado de los hombres, con cargas bastante superiores a las que se ven en las clases de gimnasia localizada, es, según esta visión, desarrollar esos cuerpos voluminosos y anchos que nadie quiere.


Tradicionalmente, las pesas, han sido excluidas de las rutinas de entrenamiento para mujeres. Gran error que numerosos estudios científicos han puesto de manifiesto:  reducción de enfermedades, mejora de la calidad de vida, ayuda sorprendente en la menopausia etc. Los efectos positivos de las pesas en mujeres son mayores de lo que imaginas. 

 

Si tenemos conocimiento de que la reducción de masa muscular reduce la expectativa de vida de las personas y que conduce al desarrollo de patologías, ¿no deberíamos potenciar nuestra fuerza y masa muscular, seamos hombres o mujeres y en distintas edades?


Existen estudios científicos que demuestran los beneficios para la salud de la práctica deportiva con cargas. La OMS (Organización Mundial para la Salud) recomienda hacer ejercicios con pesas, al menos, dos veces a la semana. Igualmente, según el Colegio Americano de Medicina del Deporte,  cada grupo muscular principal debe ser entrenado dos o tres veces por semana. El Centro Nacional de Biotecnología de Estados Unidos indica que las actividades que fortalecen los músculos reducen los riesgos de sufrir diabetes tipo 2, problemas de corazón y presión arterial elevada.


En general, los beneficios de alzar pesas son numerosos pero ¿Por qué son tan beneficiosas las pesas para la mujer en concreto? Aquí te presentamos algunas de sus ventajas:

 

  1. Prevención de enfermedades

Al reducir la masa muscular  se produce una reducción de la tasa metabólica y de la captación de glucosa, generando enfermedades como la diabetes tipo 2 y la obesidad. 


  1. Reducción de grasa corporal

Puedes comer más y no engordar. Esto es porque el metabolismo aumenta. El músculo necesita más energía, lo que se traduce en que no engordarás, aunque comas más. Será más fácil perder grasa y, por tanto, aumentará la dureza y  se reducirá la flacidez corporal. 

 

  1. Menos lesiones

La mayor masa muscular así como el fortalecimiento de tendones y ligamentos, ayuda a que se reduzcan las lesiones articulares, que son más frecuentes en mujeres que en hombres. 

 

  1. Tu cuerpo se mantendrá más joven

La masa muscular favorece una correcta postura. Es frecuente que a partir de los 30 el cuerpo que no está entrenado pierda equilibrio por la pérdida de músculo. Esa pérdida se puede enfrentar practicando ejercicios de musculación.


  1. Huesos más fuertes y densos

Los ejercicios con pesas también ayudan a conseguir que tus huesos estén más fuertes. Lo cual ayuda bastante a  afrontar la menopausia en mejores condiciones y a prevenir la osteoporosis. 


  1. Fortalece el sistema inmunológico

En los músculos están las reservas que posee el cuerpo para luchar contra las infecciones. Cuanto más reservas existan más protegido estará el cuerpo. 


  1. Mejora el desarrollo cognitivo

Como la memoria, la concentración o el razonamiento dialéctico. Además, la recuperación ante la fatiga tanto física como mental es más rápida.


  1. Se reducen los riesgos durante el embarazo

Además, de reducir los riesgos en la gestación, hay mayores posibilidades de que el bebé nazca  más sano. Por otro lado, también se reducen las molestias del síndrome premenstrual.

 

#RétateAhora y comienza a entrenar sin miedo, cuéntanos cuál es tu rutina en los comentarios y ayuda a otras mujeres a sentirse seguras alzando pesas.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados