Paripurna Navasana

Paripurna Navasana o postura del barco, Nava significa barco.

De dónde viene?

En los Yogas Sutras de Patanjali, se dice que uno de los principales obstáculos del ser humano es la pereza. Tenemos pereza porque nos falta energía, es un estado que cambia según la época; normalmente la falta de energía es debido a que tenemos poca motivación. Una mala o incorrecta gestión de nuestra energía hace que aparezca la pereza.

Con la realización de Navasana, aprenderemos a acumular la energía y así poder activarla, manteniéndola constante en nuestro día a día.

El abdomen es el centro de nuestro ser, donde se acumulan todas las energía,  en el centro de tu cuerpo, a donde van a parar todos los alimentos que ingerimos.

En algunas culturas orientales, el vientre es el centro del ser, o la Power House. Lo que significa que si te centras en el vientre, toda tu energía se activará y empezará a funcionar; pero no solo eso sino que el vientre es donde reside nuestro ego, donde se ve cómo y quiénes somos realmente


Hay varias alternativas para realizar la postura, ya que al principio cuesta mucho realizarla con las piernas estiradas.

Partimos de la postura de sentados. Estira tu espalda y abre el pecho. Levanta tus piernas del suelo, si puedes estiradas, si no, flexionalas pero manteniendo tu espalda estirada. Eleva tus brazos dejándolos en paralelo con el suelo, los hombros y las muñecas están en la misma línea. Mantén por lo menos 5 respiraciones. Mantén las piernas en un ángulo de 60 grados con respecto al suelo. El equilibrio debe mantenerse sobre las nalgas. Los errores más comunes son estirar las piernas y redondear la espalda. Pero esta postura está llena de beneficios, aquí te contamos algunos de ellos:


  • Fortalece los abdominales. Durante el tiempo de tensión se quema más grasa que con los abdominales tradicionales. Por ello, está incluida en las posturas de Yoga para adelgazar.
  • Fortalece los músculos de las caderas y la espalda para mantenerse en equilibrio.
  • Los cuádriceps hacen un gran esfuerzo por lo que también se quema grasa de las piernas, se tonifican y se obtiene más fuerza.
  • También hay tonificación de los brazos, puesto que también participan en la Postura del Barco.
  • Mejora la capacidad de atención y la concentración, puesto que es una postura de equilibrio. Si dejas de estar concentrada/o, te desestabilizas y caes hacia atrás (aunque sin ningún peligro).
  • Mejora la coordinación, puesto que hay varias partes del cuerpo que actúan a la vez. Si una falla, o no actúa en el momento preciso, la Postura del Barco no se hace bien.
  • La Tradición del Yoga siempre ha enseñado que El Barco facilita la digestión y el buen funcionamiento de los órganos internos.

Puedes realizar la Postura del Barco acompañándola de otras muchas posturas. Así obtendrás todos los beneficios del Yoga.


Precauciones y ayudas en la Navasana

Para la Postura del Barco, en cualquiera de sus versiones, no hay importantes precauciones a tener en cuenta. Si tienes dolores de espalda, no la vas a poder hacer, porque no mantendrías el equilibrio. En ese caso, te recomiendo que hagas las posturas de Yoga específicas para fortalecer la espalda.

 

Un consejo final sobre la postura del barco, es decir que probablemente no podrás hacer la Paripurna Navasana la primera vez que lo intentes. Te faltará flexibilidad, o fuerza en las piernas o en los abdominales. En ese caso paciencia. Empieza por la versión fácil, la Sahaja Navasana o por la versión normal.

Recuerda que realizar todas las posturas de Yoga, incluida la Navasana y sus versiones, requiere práctica. Mejorarás tu técnica con cada intento, da igual que salga mal o bien. La vez siguiente seguro que es mejor.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados